Inicio Envianos tu relato Top relatos Nuevos relatos Buscador Contacto

Tu cuenta

Registrese gratis
Categorias

Autosatisfaccion (92)
Azotes (20)
Confesiones (49)
Control mental (60)
Cybersexo (128)
Dominacion (443)
Embarazadas (85)
Enanas (3)
Erotismo amor (26)
Exhibicionismo (168)
Famosas (3)
Fantasias eroticas (161)
Fetichismo (154)
Flechazos (32)
Gays (294)
Heterosexual (918)
Incestos (377)
Infidelidad (299)
Intercambios (193)
Jovencitos (56)
Lesbianas (194)
Maduras (171)
Masturbacion (203)
No consentido (76)
Orgias (196)
Otros (49)
Primera vez (67)
Sadomasoquismo (193)
Sexo anal (26)
Sexo oral (8)
Transexuales (172)
Voyerismo (29)
Zoofilia (259)

Paginas amigas
Ok juegos
Bombilla
Que chistes

Estrenos online
Busco porno
Agregar web

Que fotos
Peliculas
Contactos personales
Porno busco
Emule porno
Chicas
Creidas
Juegos online
Peliculas cine
Series online
Peliculas cine

+ Añadir tu web

 
Suscríbase!
Reciba trucos gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




Categoría: Incestos
Valor de este relato: 3.80
Enviado por:


Valora este relato erotico


Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo

Algo Natural
Cuando hice aquel viaje a Paris con mi madre tenia 18 años, y ella treinta y cinco. Se habia casado muy joven estando embarazada de mi, y a los tres años se divorcio, por lo que apenas tuve relacion con mi padre, era hijo unico y siempre estuve muy ligado a mi madre, lo que no quiere decir que fuera un niño mimado, enmadrado o amanerado, todo lo contrario, me gustaban horrores las chicas, siempre estaba pensando en ellas aunque no habia tenido ninguna experiencia y, por supuesto, no paraba de masturbarme a todas horas.
A mi madre le habia tocado un viaje de un fin de semana a Paris para dos personas, y como no tenia con quien ir, pues de hecho no habia vuelto a tener pareja estable desde su divorcio, fuimos los dos juntos.
Llegamos el viernes por la tarde al hotel, la sorpresa al llegar fue que solo habia una cama de matrimonio, circunstancia a la que mi madre no dio importancia, dijo que ya nos arreglariamos, pero a mi me incomodo bastante, ya que por entonces yo solia estar empalmado continuamente y tenia miedo de que me descubriera. Sin embargo, lo que mas me preocupo fue el ver que la habitacion, que era de diseño muy moderno, tenia la ducha en un extremo de la habitacion, sin puerta y con una mampara translucida, lo cual me obligaria a desnudarme en medio de la habitacion. Por otra parte me daria la posibilidad de ver a mi madre desnuda a traves del cristal, lo que me excitaba enormemente.
Una vez en el hotel decidimos cambiarnos para dar un paseo en barco por el Sena y cenar. Mi madre se quito la ropa con toda naturalidad dejando ver un conjunto de ropa interior negro muy ajustado y que dejaba libre la mayor parte de sus senos y de su trasero, lo que me provoco cierta conmocion en mis partes bajas.
A la vuelta, bastante tarde y algo cansados, llego el momento que yo estaba temiendo desde que vi la habitacion, aunque tambien en cierto modo ansiaba, pues mi madre decidio que pasaramos a la ducha para dormir mas relajados.
Venga, pasa tu primero a ducharte dijo, y entonces reparo en como era la ducha Anda, te has fijado que ducha mas original, esta en medio de la habitacion pero no le dio mas importancia.
Me desvesti, quedandome solo con los calzoncillos, y me acerque a la ducha, sin atreverme a desnudarme, asi que empece a perder el tiempo cepillandome los dientes, peinandome, etc. Mi madre se debio dar cuenta de que estaba incomodo porque entonces me dijo.
Oye, si te da corte que te vea el culo me lo dices y me doy la vuelta, pero no va a ser la primera vez que lo vea, asi que metete de una vez en la ducha dijo mientras empezaba a desvestirse.
Hice lo que me decia, aunque no me atrevi a pedirle que se diera la vuelta. Me desnude y me meti en la ducha, entonces vi como ella se acercaba al lavabo que estaba a dos pasos de mi y se desmaquillaba. La excitacion me provoco una tremenda ereccion que trataba de disimular poniendome de espaldas a ella. En ese estado no podia salir, tirandome un buen rato bajo el agua. Ella se empezo a impacientar y dijo que saliera de una vez, entonces repare en la situacion, en que era mi madre y volvi a mi estado normal, saliendo de la ducha, aunque sin intentar ya ocultar nada. Me termine de secar, me puse un pijama corto y me meti en la cama.
Era su turno, tenia claro que me pediria que me diera la vuelta, pero no lo hizo. Dandome la espalda en todo momento se desabrocho el sujetador y se bajo las bragas con toda naturalidad, sin dejar de hablarme y dandose a veces la vuelta mirandome a la cara, por lo que tenia claro como yo la estaba observando fijamente. Tenia un culo fantastico, bien prieto, unas anchas caderas, y unas carnes sonrosadas.
Hijo, parece que es la primera vez que ves un culo dijo al ver mi mirada clavada en su cuerpo Si lo llego a saber te digo que no mires, aunque mas vale que te vayas acostumbrando, porque ya ves como es esta habitacion. Ademas no tiene importancia, al fin y al cabo soy tu madre siguio mientras se metia en la cabina.
Estaba muy cortado pero mi ereccion era tremenda. Mi excitacion al verla debajo del agua adivinando su cuerpo, que se mantenia perfecto, iba en aumento. Observaba la forma de sus senos, intuia su pelambrera a traves del cristal y sin darme cuenta empece a masturbarme sin poder controlarme. Me corri justo cuando cerro el grifo dejando el pijama perdido de semen.
Salio de la ducha tapandose con la toalla y se sento en la cama para terminar de secarse dandome la espalda, lo que me permitia ver el perfil de sus senos y el inicio de su culo. Finalmente se levanto se puso unas bragas limpias y una camiseta larga para dormir, me dio un beso en la frente sin llegar a adivinar lo que habia estado haciendo al mirarla, apago la luz y alli acabo todo por esa noche.
El dia siguiente fue agotador, visita a la ciudad, subida a la Torre Eiffel, a Montmartre, y todo lo demas. No fuimos al hotel ni siquiera para cambiarnos para ir a cenar, por lo que cuando llegamos estabamos destrozados, aunque habiamos disfrutado mucho y lo pasamos realmente bien.
Se acercaba el momento que yo tanto habia temido el dia anterior, aunque me encontraba mas relajado al comprobar la actitud de mi madre, por lo que me desnude del todo y fui a cepillarme los dientes, aunque esta vez sin calzoncillos, circunstancia que mi madre aprecio.
Que alegria dijo veo que ya has dejado tus tontos pudores. Mira, para que veas lo natural que es vamos a hacer una cosa que hace mucho que no hacemos, nos vamos a duchar juntos, te apetece?
Bueno dije con una voz entrecortada. Claro que me apetecia pero pensaba que no podria controlarme y suponia que ella ya no encontraria tan natural que tuviera una ereccion.
Pues vamos dijo desabrochandose el sujetador aunque ya de frente a mi, y a continuacion bajandose las braguitas.
Ahora la tenia ante mi en todo su esplendor. Sus pechos eran grandes aunque firmes, su pubis, fantastico, se adivinaba tras su vello, que tenia muy bien depilado por los lados, solo tenia pelo encima del coñito, por lo que se podia adivinar su sonrosada almeja. Era la primera mujer que veia desnuda, y era una maravilla, pero tambien era mi madre y lo sabia, lo que hizo que pudiera controlarme y mantener mi pene en estado de relajacion para mi alivio.
Venga, puedes mirarme todo lo que quieras que seguro que te gusta Su comentario me corto un poco y baje la cabeza, pero ella me levanto de la barbilla y añadio que ayer bien que mirabas mientras me desnudaba y me secaba, asi que deja la timidez y mirame a la cara.
Asi que se habia dado cuenta de todo, aunque no parecia importarle, es mas me estaba incitando a que mirara sin rubores y cara a cara. Sin duda le parecia algo natural.
Nos metimos en la ducha, que no era muy grande, por lo que estabamos bastante apretados, me dio la vuelta y comenzo a enjabonarme la espalda con mucha suavidad, bajo por mi trasero, mis muslos hasta llegar a las piernas. Mi pene empezaba a despertarse. Se dio la vuelta y me dijo Ahora te toca a ti.
Empece por los hombros, con muchisimo corte fui bajando por la espalda. Se dio cuenta y dijo que apretara mas. Frota mas fuerte que no me voy a desgastar Al llegar a la cintura mi mano se paro, no me atrevia a seguir. Ella cogio mi mano la planto en medio de sus nalgas y añadio El culito tambien hay que enjabonarlo, no te de verg?enza.
Mi excitacion iba en aumento ya no podia controlarme y tenia una ereccion considerable que ya no sabia como disimular, situacion que enseguida aprecio mi madre.
Ahora de frente dijo dandose la vuelta. Al ver mi picha se llevo las manos a la boca y exclamo Pues si que estas hecho un hombre de verdad, si señor
Entonces me asuste, crei morir de verg?enza y me eche a llorar como un niño. Pensaba que me iba a llevar una regañina por estar asi delante de ella. Pero una vez mas me sorprendio.
No seas tonto, que eso a tu edad es lo mas natural del mundo A pesar de su comentario mi ereccion bajo y ni siquiera cuando le toco el turno para enjabonarla cambio de estado.
Venga, te toca otra vez dijo dandome el frasco de gel. Primero enjabone su cuello, luego sus pechos, y atonito vi como sus pezones, preciosos, pequeños y oscuros, se erizaban. Muy bien, lo estas haciendo muy bien, asi me gusta No podia creerlo, pero mi madre se estaba excitando con mis caricias. Eso, naturalmente, volvio a despertar mi pene Vaya añadio veo que tu cosita vuelve a crecer.) Te gusta lo que me estas haciendo, verdad?
Si dije a media voz.
Entonces sigue dijo bajandome las manos por sus caderas, y con todo descaro separo sus piernas elevando una y apoyandola en el piso de la ducha. Ahi tambien tienes que enjabonar añadio señalandome sin duda su sexo abierto.
Con lentitud lleve la mano a su pubis, enjabone el poco vello que tenia y despues baje la mano. No lo podia creer, mi madre estaba totalmente mojada, estaba fuera de si.
Vamos no pares, que creias, que solo te gusta a ti acariciarte Volvia a sorprenderme, sabia mis aficiones, aunque lo disimulaba a la perfeccion O es que piensas que ayer no vi como te masturbabas mientras me duchaba Se habia dado cuenta, aunque no habia dicho nada Y no te preocupes, que no me molesta, me halaga.
Cogio uno de mis dedos y lo metio en su vagina. Era la primera vez que hacia algo asi, era fantastico. Lo movia dentro de ella, estaba fuera de si y comenzo a jadear hasta que se estremecio. Entonces no lo sabia, pero ahora supongo que tuvo un orgasmo.
Me beso en la boca, apreto fuerte su pecho contra el mio y alli ya fue cuando termino de dejarme anonadado. Se arrodillo y comenzo a besar mi pene, ya duro como una piedra. Lo habia visto en peliculas porno a escondidas, pero no podia imaginar que me lo hicieran a mi, y menos que fuera mi propia madre quien lo hiciera. Se lo metio en la boca y lo recorrio con los labios una y otra vez proporcionandome una mamada espectacular hasta que me vine derramando mi semen en su boca.
Nos limpiamos los dos, nos secamos y fuimos a la cama.
Lo que acaba de ocurrir dijo cogiendome la mano has de considerarlo como un regalo por nuestra visita a Paris. Llevo viendo tiempo como has crecido, como te iba llamando la atencion el sexo, y queria que lo conocieras. Es algo natural, pero no lo es tanto que lo hagan madre e hijo, por lo que esto no volvera a ocurrir, y no quiero que volvamos a comentarlo nunca. Ademas confeso he disfrutado mucho, debes saber que desde que me divorcie no habia vuelto a estar con un hombre, y me ha encantado. Creo que seras un buen amante.
Me beso en la boca por ultima vez y apago la luz. Dormimos desnudos, como nos habiamos quedado, pero no volvi a tener deseos hacia ella, ni nunca mas los he vuelto a tener, ni hemos comentado lo que paso aquella noche, aunque desde ese dia, y hasta hoy que tengo veinticinco, los dos hemos mantenido la costumbre de pasear sin ropa por la casa sin darle importancia. Al fin y al cabo, como ella dice es algo natural.




Envía este relato erotico a tú amigo/a
Tu e-mail:
E-mail de tu amigo/a:
Recibir relato erotico en mi e-mail.    



 




 

Relatos eroticos verdes, relatos sexuales porno, relatos porno, relatos xxx, relatos gratis de sexo.
Historias verdes, historias eroticas, relatos gays, relatos pornos y hablados, relatos de incesto, relatos de sexo filial, cuentos eroticos, relatos cortos y muy sexuales, historias porno de jovencitos, relatos pornograficos, relatos de violaciones, relatos eroticos de travestis.